aprender lenguaje de signos bebes

Los bebés son capaces de aprender lengua de signos desde los tres meses. Aunque parece increíble, se trata de una afirmación totalmente cierta.

Desde siempre se ha dicho que los bebés y los niños son como “esponjas” para aprender idiomas. Pero esto parece que además de aplicarse a los idiomas extranjeros, también es extrapolable a la lengua de signos.

Aprender lengua de signos es fundamental para los niños con problemas de audición. Pero también se trata de una herramienta de gran utilidad para todos los bebés. Con frecuencia, cuando los bebés lloran, los padres son incapaces de interpretrar sus llantos. Algo que sería fácil de solucionar si ambos se pudieran comunicar a través de la lengua de signos.

Aprender lengua de signos más fácilmente

Los estudios revelan que los bebés son capaces de aprender lengua de signos a partir de los seis  meses. Por lo visto, a partir de esta edad empiezan a utilizar las manos para expresarse. En este sentido, hay un importante estudio norteamericano liderado por el Dr. Joseph García y las profesoras Linda Acredolo y Susan Goodwyn. Ya en los años 80, el doctor descubrió que los bebés de padres sordos podían comunicarse más fácilmente que los otros.

Ventajas de aprender lengua de signos

Enseñar a tu bebé a comunicarse con las manos no sólo te ayudará a entenderle mejor. Aprender lengua de signos también favorecerá su desarrollo del habla, inteligencia y personalidad. Además de:

Facilitar el aprendizaje de idiomas.

Fomentar su capacidad de concentración.

Reducir el estrés y la frustración que provoca la falta de entendimiento. El llanto del bebé genera hormonas de estrés, como el cortisol.

Aumentar el vínculo entre los padres y el bebé.

Potenciar el desarrollo de las capacidades visuales y espaciales.

Cursos de lengua de signos

Aprender lengua de signos no es una tarea tan complicada como parece. Obviamente dependerá de lo que quieras profundizar en este campo. Pero puedes adquirir unas nociones básicas con un curso de 10 horas

Si por el contrario, prefieres una formación más amplia, ésta puede ser tu mejor opción. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *