Tres razones para aprender Lengua de signos española

La lengua de signos española se ha convertido en algo prioritario en nuestra sociedad. Con más de cien mil personas que padecen esta circunstancia en España, tender puentes para lograr su integración total aparece como una obligación social. Por ello desde Cruz Roja Formación queremos darte tres razones para aprender a comunicarte de esta forma.

 

Tres razones para aprender lengua de signos española

 

Lo primero que tengo que decirte es lo siguiente. Si te encuentras en este artículo es que, en mayor o menor medida, te interesa el tema de la lengua de signos española. ¡Bien! Esto ya es un éxito de la sociedad. Conseguir aumentar el interés de esta forma de comunicarse es un gran paso hacia adelante. Sin embargo, la curiosidad mató al gato, pero no conseguirá que aprendamos. Aunque eso ya lo sabías, ¿verdad?

Por ello estas tres razones para aprender lengua de signos española te van a venir genial.

 

Porque siempre es bueno aprender otras lenguas

 

Más allá de los factores sociales, el elemento individual también es clave en esta tarea. La satisfacción personal de aprender algo nuevo se convierte en un elemento clave. Además, la lengua de signos española es un aprendizaje muy satisfactorio. Te da mucho en pocas horas de estudio.

¿Cuándo ha sido la última vez que te has propuesto aprender algo? Dicen que la juventud nunca se pierde mientras se mantenga la curiosidad.

 

Porque siempre queremos realizar buenas acciones

 

Todos queremos dejar una huella en este mundo. Queremos cambiarlo. Convertirlo en un lugar mejor que aquel al que llegamos.

Para ello hay muchos caminos. No obstante, no hay ninguno que sea tan bueno como el de ayudar a quienes lo necesitan. Que esto salga de nosotros nos representa como personas. La lengua de signos española  puede significar todo esto, aunque a veces no se aprecie su valor.

¿Estás preparado para dar el do de pecho ante la sociedad? En ese caso, este es uno de los caminos por los que empezar a caminar.

 

Porque es muy divertido

 

Para el final hemos dejado la razón más importante. Aprender lengua de signos española es algo muy divertido. ¡Y ojo! Que no lo decimos nosotros. No. Lo dicen nuestros alumnos con sus gestos. Las sonrisas son algo habitual en nuestras aulas. Aprender algo desde cero, de lo que nadie sabe nada, nos coloca a todos en una posición en la que nos sorprende atisbar cada detalle que encontramos.

Esto es algo que no tiene precio. No hay manera de medir el valor personal que nos aporta una formación así.

 

Estas son tres razones para aprender  lengua de signos española. ¡Pero son las nuestras! Ahora nos gustaría conocer las que guardáis vosotros.

Además, os queremos animar a que consultéis las fechas de los próximos cursos de lengua de signos española. Tenemos varios muy pronto. A un golpe de clic los podéis encontrar.

Cualquier  pregunta que tengáis, no dudéis en formularla.  Somos todo oídos en Cruz Roja.