regalo de San Valentín diferente

Cada 14 de febrero tenemos la costumbre de hacer un regalo de San Valentín. Sin embargo, lejos del carácter comercial que ha ido adquiriendo con el tiempo, el día de los enamorados tiene un origen mucho más profundo.

En el siglo III vivía en Roma un sacerdote llamado Valentín, que casaba a jóvenes en secreto. Y era en secreto porque con ello desobedecía al emperador Claudio II, que había prohibido los matrimonios entre jóvenes. Con ello pretendía enviar a los hombres al ejército, donde rendían mejor estando solteros.

Así que, cuando el emperador descubrió la traición del sacerdote, lo ejecutó. Esto sucedió el día 14 de febrero del año 270.

Un regalo de San Valentín que salva vidas

Fieles a este origen romántico del día de los enamorados, queremos proponerte un regalo de San Valentín desde el corazón. ¿Te imaginas mejor presente que salvar la vida a tu pareja? Para ello no hace falta ser médico ni haber estudiado una carrera sanitaria. Solamente es necesario que dediques 10 horas de tu tiempo a formarte.

En el curso de primeros auxilios básicos aprenderás las habilidades necesarias para hacer frente a una emergencia. Porque este tipo de situaciones se producen en el día a día con más frecuencia de la que nos imaginamos.

¿Nunca te has atragantado comiendo un regaliz? ¿O te ha salpicado aceite hirviendo mientras estabas cocinando? ¿Nunca te has caído y te has hecho una brecha? ¿A que en algún momento te has visto en una situación parecida? Por eso mismo es tan importante haber aprendido a reaccionar ante ellas. De hecho, acciones tan cotidianas como un atragantamiento pueden acabar en desgracia, si no se saben gestionar correctamente.

De todo corazón

Si tu pareja ya tiene nociones en primeros auxilios y quieres hacerle un regalo de San Valentín que llegue al corazón, tendrás que asegurarte de que conoce este órgano. Y una forma práctica de hacerlo es dominar la técnica de reanimación cardiopulmonar y el uso del desfibrilador. Puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

¿Aún sigues pensando que un regalo de San Valentín es algo frívolo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *