quemaduras solares verano

Las quemaduras solares constituyen uno de los principales problemas de salud del verano. Sin embargo, también deberíamos prestarles atención durante el resto del año. ¿Sabías que es recomendable llevar crema protectora en la cara cada vez que sales de casa, aunque sea invierno? Y mucho más si eres de los que esquían o practican deportes de montaña. La nieve actúa como un espejo del sol, multiplicando sus efectos. De hecho, la Academia Española de Dermatología recomienda usar protector con factor 15 o superior, e incrementarlo a 50 en la nieve y en verano.

En invierno las radiaciones UVA y UVB tienen menor intensidad que en la época estival. Aun así siguen representando un factor de riesgo que puede producir envejecimiento prematuro de la piel, manchas o cáncer.

Cómo curar las quemaduras solares

Una vez se producen las quemaduras solares, debería ser tu dermatólogo quien te las controlase. No obstante, te ofrecemos algunos consejos para que le pongas el trabajo más fácil:

  1. Fórmate en primeros auxilios  para saber cómo tratarlas hasta que acudas al especialista.
  2. No vuelvas a exponerte al sol hasta que las quemaduras solares hayan desaparecido.
  3. Aplica cremas específicas para facilitar la cicatrización de las quemaduras solares.
  4. Bebe muchos líquidos, sobre todo agua y zumos.
  5. Toma una aspirina o un paracetamol si te duele la piel.

Cómo prevenir quemaduras solares

Sin embargo, como ya nos has oído muchas veces, la mejor cura es una adecuada prevención. Por ese motivo te damos unos consejos para evitar quemaduras solares.

  1. ¡Ojo si estás tomando medicación! Lee detenidamente el prospecto y consulta a tu dermatólogo porque hay ciertos medicamentos contraindicados con la exposición al sol.
  2. Presta especial cuidado si tienes alguna cicatriz. Aplícate elevada protección sobre ella.
  3. Aplica la protección media hora antes de exponerte al sol.
  4. Antes de ir a la playa o a la piscina, asegúrate de usar el protector más adecuado a tu tipo de piel. Por ejemplo: los niños requieren cremas específicas. Igualmente, en el caso de una persona con piel grasa es preferible usar gel en lugar de crema.
  5. No olvides aplicar crema en zonas que, a menudo pasan desapercibidas, como los empeines, el cuello y las orejas. En el caso del cuero cabelludo, utiliza lociones capilares o un spray específico.
  6. Muchas veces las quemaduras solares se producen porque la crema se diluye en el agua. Recuerda aplicarla cada dos horas y cada vez que salgas del mar o la pisicina.
  7. Evita las horas en las que el sol está más fuerte, entre las 12 y las 16 h.
  8. Como complemento, puedes usar ropa especial con factor de protección. Pero si no te convence, utiliza ropa oscura de algodón. No olvides añadir a tu indumentaria una gorra y gafas de sol para proteger la cara y los ojos.

Si sigues estos consejos no sólo evitarás quemaduras solares, sino también enfermedades en la piel a largo plazo.

2 respuestas a “Quemaduras solares: cómo tratarlas”

Comentarios cerrados.