Maniobra Heimlich Cruz Roja

Según datos del Instituto Nacional de Estadística el atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España. Durante el 2019 fallecieron 2.336 personas por asfixia con un trozo de comida u objeto. Por esta razón, es fundamental tener conocimientos básicos en Primeros Auxilios con el fin de ser capaces de hacer frente a situaciones de urgencia y/o emergencia. Una adecuada formación en PP. AA puede evitarnos futuros sustos, ya que si no llega el oxígeno a nuestro cerebro en cuatro minutos, se pueden producir daños cerebrales o incluso la muerte.

¿Qué es un atragantamiento?

Lo primero que debemos tener claro es que un atragantamiento consiste en el bloqueo repentino de las vías por donde debe pasar el aire y, por lo tanto, la persona no puede respirar. Esta situación se puede producir por un atascamiento de objetos extraños o por una mala deglución de los alimentos. Así, la diferencia entre un susto y la muerte depende de que haya a nuestro alrededor personas con conocimientos básicos en Primeros Auxilios, como la maniobra de Heimlich.

¿Qué es la maniobra de Heimlich?

Se trata de una maniobra que consiste en la aplicación de una serie de compresiones abdominales justo debajo del diafragma. Es la técnica recomendable para cuando nos enfrentemos a  un atragantamiento por comida u objeto extraño.

La maniobra Heimlich es el único método que existe para despejar las vías respiratorias.  En el caso de adultos está recomendada por la Asociación Americana del Corazón y Cruz Roja de Estados Unidos.

¿Cómo se realiza la maniobra de Heimlich?

  1. Esta maniobra nos va a permitir levantar el diafragma para que se obligue al aire a salir de los pulmones y crear una tos artificial. Esta desplazará el aire a través de la tráquea y empujará el objeto u alimento que esté obstruyendo las vías respiratorias.
  2. Rodea con tus manos la cintura de la persona y coloca un puño apretado por encima del ombligo y debajo de la caja torácica. Tienes que sujetar el puño con la otra mano y tirar del puño apretado con un movimiento seco y directo hacia atrás y hacia arriba bajo a caja torácica.
  3. Se debe de continuar de forma ininterrumpida hasta que la obstrucción se alivie. En todo caso, será necesario llamar a un profesional para que evalué la situación lo más posible.