primeros auxilios en el trabajo actuar

Tener unas nociones básicas de primeros auxilios en el trabajo resulta fundamental. Lo es tanto para los profesionales que desempeñan su labor dentro de una oficina, como para quienes trabajan en locales o espacios abiertos. Y es que, al fin y al cabo, nuestro puesto de trabajo es donde pasamos la mayor parte del día. Y  por tanto es el escenario donde existen más probabilidades de sufrir un accidente. De hecho, el 18% de estos se producen aquí.

Los expertos constatan que los lugares de trabajo son, con diferencia, los más peligrosos. Seguidos de las instalaciones deportivas y de ocio; la calle, las carreteras y el hogar, que tiene un nivel medio de peligrosidad.

Primeros auxilios en el trabajo, por Ley

La propia Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 20, establece que es el propio empresario el que debe prever las posibles situaciones de riesgo dentro de empresa. Y en función de ello, gestionar todos los medios necesarios para que se puedan aplicar los primeros auxilios.

Por tanto, para respetar esta Ley, las empresas de más de 50 trabajadores están obligadas a disponer de un local específico para practicar los primeros auxilios en el trabajo. Este caso también se aplica a las firmas de más de 25 empleados que desempeñen una actividad de peligrosidad y tengan dificultades de acceso a un centro médico.

Cómo prestar primeros auxilios en el trabajo

Si no se trata de un accidente grave y tienes unas nociones básicas de primeros auxilios, tú mismo puedes asistir a tu compañero.

Si el accidente reviste mayor envergadura, sigue estos pasos:

  1. Mantén la calma.
  2. Aplica la conducta PAS, de la que ya te hemos hablado en anteriores artículos: Proteger, Avisar y Socorrer.
  3. Mientras llegan los servicios de emergencias, comprueba si la víctima respira y tiene pulso.  Si tienes una manta o un abrigo, tápala. Es fundamental que mantenga el calor.
  4. Y si sabes de primeros auxilios, ¡adelante! Es el momento de aplicarlos.

Los siete minutos posteriores a un accidente son vitales. Así que, aunque dispongas de un centro de primeros auxilios en el trabajo, no está de más que tú mismo sepas cómo actuar en caso de tener que socorrer a un compañero. Puedes formarte en tan sólo 10 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *