lenagua de signos

Llevamos seis semanas de confinamiento en las cuales seguramente hayas estado teletrabajando, estudiando o hayas aprovechado para retomar algún idioma que tenías pendiente, realizado algún curso en modalidad online, aficionado a la cocina, etc. Hay un mundo de actividades que poder hacer mientras dure la actual crisis sanitaria y social que estamos viviendo. Por esta razón, desde Cruz Roja Formación os animamos a estudiar la Lengua de Signos Española.

Como introducción, este lenguaje nació en 1620 de la mano de Juan Pablo Bonet, un monje italiano, que dio el primer paso para la creación del denominado “alfabeto demostrativo”, donde cada letra era expresada mediante una figura de la mano derecha. De esta manera, durante el paso de los siglos, el lenguaje de signos ha ido evolucionando hasta convertirse en el que se utiliza actualmente.

¿Por qué estudiar Lengua de Signos Española?

  • Favorece la inclusión y la integración de la comunidad sordociega.
  • Cada vez se demandan más profesionales en todos los sectores que conozcan la LSE.
  • Siempre es gratificante aprender nuevas lenguas.
  • Aprender Lengua de Signos es divertido, las clases son totalmente prácticas.
  • Promueve el altruismo.

Las lenguas de signos se caracterizan por su carácter visual, espacial, gestual y manual, donde influyen factores históricos, culturales, lingüísticos y sociales (Ley 27/2007, artículo 4). No hay una única lengua de signos en todo el mundo, cada país tiene una o varias lenguas de signos. En el caso español poseemos dos tipos de LSE: la Lengua de Signos Española y la Lengua de Signos Catalana.

Actualmente, desde Cruz Roja Formación impartimos dos cursos: Introducción a la Lengua de Signos Española (25h) y Lengua de Signos Española Nivel A1 (60h). Las próximas fechas de los cursos son en junio, sin embargo, son provisionales, ya que nos encontramos pendientes del avance de la actual situación.