hacer senderismo montaña

Hacer senderismo es una de las actividades más recomendables si te vas de vacaciones a la montaña. Sin embargo, antes de ponerte en manos de la naturaleza, te recomendamos que tomes algunas precauciones para hacer tu excursión mucho más placentera y segura.

Antes de hacer senderismo

  1. Asegura tu ruta y conócela. No es lo mismo hacer senderismo en una ruta para principiantes que en otra para expertos. Por eso, debes informarte muy bien de su grado de dificultad, del recorrido y de los kilómetros que recorrerás.
  2. Hacer senderismo requiere de la ayuda de un gps o mapa. Aunque hayas trazado previamente la ruta, hay  circunstancias que pueden despistarte.
  3. Consulta la previsión meteorológica. Una tormenta puede complicar seriamente tu excursión.

¿Qué debes llevar para hacer senderismo?

  1. Lo ideal para hacer senderismo es llevar unas botas de trekking, pero si no las tuvieras, procura que el calzado que lleves tenga suela gruesa, sujete el tobillo y sea impermeable. Lejos de parecer una banalidad, ésta es una de las indicaciones más importantes que debes seguir. Los resbalones, caídas y torceduras son accidentes más que frecuentes al hacer senderismo. Además del calzado, un  bastón de trekking también puede ayudarte a mantener el equilibrio y prevenir torceduras.
  2. La vestimenta también es importante. Elige ropa cómoda, que te permita moverte con facilidad. Y lleva algo de abrigo por si baja la temperatura.
  3. Kit de primeros auxilios. Hacer senderismo aumenta las posibilidades de que tengas que echar mano de los primeros auxilios. Puedes sufrir un corte, una herida, una picadura o una quemadura.
  4. Bebida. Aunque te pese la mochila, tienes que llevar agua. Al menos medio litro o en su defecto, alguna bebida isotónica para evitar el riesgo de mareo. Es fácil que el calor, el cansancio y las altas temperaturas pueden provocarlo.
  5. Aunque no tengas hambre, intenta llevar alimentos ligeros que te proporcionen azúcares y energía: chocolate, frutos secos o barritas energéticas.

Como hemos visto, hacer senderismo es una práctica muy sana y recomendable. Sin embargo, la montaña encierra ciertos riesgos ante los que debes saber reaccionar. Por eso, como siempre te decimos, la mejor prevención es estar preparados. En este sentido, te recomendamos un curso específico de primeros auxilios en la naturaleza. Aprenderás cómo atender urgencias que pueden producirse de manera muy concreta en el entorno natural. Por ejemplo, alteraciones de la termorregulación o picaduras de insectos. Además de conocer en qué consiste la cadena de supervivencia universal.

¿A qué esperas para reservar tu plaza?