Golpe de calor primeros auxilios

Desde el pasado 4 de mayo, tras siete semanas de confinamiento, el Gobierno inició la fase 0 de desescalada, donde cumpliendo el horario establecido todas las personas pueden salir a la calle a pasear o a hacer deporte. Asimismo, esta última semana hemos alcanzado los 30º de temperatura en algunas comunidades, por ello, debemos ser conscientes y tomar precauciones a la hora de salir a la calle en horario de máximo calor.

El riesgo de sufrir un golpe de calor es algo muy común, se produce cuando la temperatura corporal asciende a los 40º tras una exposición prolongada al sol. Por ello, caminar por la sombra, una buena hidratación y alimentación o utilizar ropa adecuada son medidas fundamentales para prevenir insolaciones. Por supuesto, no debemos olvidarnos de echarnos crema solar y ser conscientes de que las personas mayores, las mujeres embarazadas y las niñas y los niños son población de riesgo.

Síntoma de un golpe de calor

Es fundamental conocer cuáles son los síntomas de un golpe de calor con el fin de poder adelantarnos a las consecuencias y poder actuar de forma adecuada y rápida. Entre los principales síntomas podemos identificar:

  1. Sensación de debilidad.
  2. Dolor de cabeza y mareos, e incluso pérdida de conocimiento.
  3. Desorientación y/o confusión.
  4. Aceleramiento de los latidos del corazón.
  5. Sequedad y enrojecimiento de la piel.
  6. Ausencia de sudor.
  7. Orinar poco.
  8. Fiebre con temperatura corporal de más de 39,4º.
  9. Convulsiones.

¿Cómo actuar ante un golpe de calor?

  1. Llama a los servicios de emergencia y traslada a la víctima a un lugar fresco. Aplícale paños húmedos, quítale algo de ropa, además de darle aire, es vital que bajes su temperatura corporal.
  2. También le ayudará beber agua fresca a pequeños sorbos, ya que si lo hace de golpe puede ser perjudicial.
  3. Coloca a la persona en posición semisentada con la cabeza levantada con el fin de que pueda respirar mejor.
  4. En el caso de que esté tumbada y vomitando, ladéale la cabeza para mantener libres las vías aéreas.
  5. Si está inconsciente, aplícale los protocolos de primeros auxilios.

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

  1. Aumenta a 3 o a 4 litros el consumo diario de líquidos, especialmente agua y zumos. Las bebidas con alcohol o con cafeína no benefician, puesto que pueden provocar deshidratación.
  2. Haz comidas ligeras, a base de fruta y verdura. Te ayudará a reponer las sales perdidas.
  3. Intenta no exponerte al sol en las horas centrales del día, entre las 12 y las 17 horas.
  4. Usa gafas de sol, crema protectora y una gorra o sombrero. Reducirás el riesgo de sufrir quemaduras. 
  5. Utiliza prendas de vestir sueltas, ligeras y de colores claros. Harán que tu piel transpire mejor.
  6. Baja persianas, toldos y cortinas de casa para evitar que el sol entre directamente.
  7. No permanezcas en vehículos estacionados y cerrados.
  8. Presta especial atención a los cambios bruscos de temperatura.