consecuencias del golpe de calor madrid

¡No subestimes las consecuencias del golpe de calor! Especialmente en la época estival, más propicia a este tipo de problemas. La Agencia Estatal de Meteorología prevé en los próximos días una fuerte ola de calor en todo el país. Así que presta atención a los consejos que vamos a darte en este artículo para saber cómo actuar sin poner en riesgo tu salud.

Obviamente, las consecuencias del golpe de calor en niños, ancianos, personas con sobrepeso y mujeres embarazadas son más graves que en el resto de la población. Constituyen un sector de riesgo.

Los síntomas de esta dolencia pueden comenzar por un simple dolor de cabeza, enrojecimiento de la piel, pulso fuerte y acelerado, mareos, náuseas o vómitos. Si se agudizan los síntomas, la víctima puede sufrir calambres, convulsiones e incluso, alteración de conciencia. Y por supuesto, una elevación de la temperatura corporal hasta los 40 grados.

Es importante también que distingamos entre consecuencias del golpe de calor y del agotamiento por calor. En el caso del segundo, los daños provocados no tienen tanta envergadura. Suele manifestarse a través de pulso rápido y débil, acompañado de una respiración acelerada y poco profunda. No obstante, también debes tener precaución ante el agotamiento por calor.

Medidas para frenar las consecuencias del golpe de calor

  1. Lo primero en estos casos es actuar con rapidez.
  2. Llama a los servicios de emergencia y mientras llegan, traslada a la víctima a un lugar fresco y aplícale paños húmedos. Es vital que bajes su temperatura corporal.
  3. Si está tumbada y vomita, ladéale la cabeza para mantener libres las vías aéreas.
  4. Si está inconsciente, aplícale los protocolos de primeros auxilios.
  5. En caso de agotamiento por calor, proporciónale líquidos.

¿Cómo evitar el golpe de calor?

  1. Aumenta a 3 o a 4 litros la ingesta diaria de líquido, especialmente agua y zumos. Las bebidas con alcohol o con cafeína no benefician, puesto que pueden provocar deshidratación.
  2. Haz comidas ligeras, a base de fruta y verdura. Te ayudará a reponer las sales perdidas.
  3. No te expongas al sol en las horas centrales del día, entre las 12 y las 17 horas.
  4. Usa gafas de sol, crema protectora y una gorra o sombrero. Reducirás el riesgo de sufrir quemaduras. 
  5. Utiliza prendas de vestir sueltas, ligeras y de colores claros. Harán que tu piel transpire mejor.
  6. Baja persianas, toldos y cortinas de casa para evitar que el sol entre directamente.
  7. Presta especial atención a los cambios bruscos de temperatura.

Este verano, protégete. No permitas que las consecuencias del golpe de calor estropeen tus vacaciones. ¡Toma medidas!