accidentes infantiles abuelos

La seguridad de los hijos y cómo evitar los accidentes infantiles más habituales es el principal quebradero de cabeza de los padres. Sin embargo, cada vez más, está convirtiéndose en una preocupación compartida por los abuelos. A menudo son ellos quienes se quedan al cuidado de los niños mientras los padres trabajan. A veces los pequeños se quedan en su casa y son los abuelos quienes se desplazan hasta allí. Y en otras ocasiones, son los progenitores quienes llevan a los niños a casa de sus abuelos. Aquí es donde puede producirse algún que otro problema si el hogar no guarda las precauciones de seguridad necesarias. Es decir, si no está a prueba de accidentes infantiles.

Evitar accidentes infantiles en casa de los abuelos

  1. Instala verjas en las ventanas para evitar que tu nieto salte.
  2. Si vives en un chalet con piscina, es imprescindible que cerques la instalación con una verja alta y una puerta con cerradura.
  3. ¡No dejes los enchufes al descubierto! Ponles una tapa protectora para evitar que el niño se electrocute.
  4. Cubre los esquinazos de los muebles con esquinas blandas para evitar golpes.
  5. Si tienes mascota, ponla fuera del alcance de tus nietos. Los animales son imprevisibles. Nunca se sabe cómo pueden reaccionar.
  6. Cubre las superficies resbaladizas del baño con material antideslizante.
  7. Guarda medicación y productos de limpieza en un armario con llave.
  8. Nunca dejes a mano objetos punzantes o cuerdas.
  9. Evita dar de comer al pequeño en sillas altas. Hay riesgo de que se caiga.
  10. Es fundamental que tengas un botiquín de primeros auxilios  de niños.
  11. Y hablando de primeros auxilios, una formación específica en este tema te puede sacar de más de un apuro.

¿Los regalos también pueden provocar accidentes infantiles?

Incluso para hacer un regalo a tu nieto, debes estar alerta. Algunos pueden ser peligrosos. Por ejemplo, los juguetes con piezas muy pequeñas. Por eso es importante que siempre elijas juguetes recomendados para su edad.

Y si le regalas algo más especial, como un triciclo, una bici o una moto eléctrica, añade siempre un casco como complemento.

En definitiva, estar al cuidado de los pequeños requiere atención continua. Un mínimo detalle puede evitar que se produzcan accidentes infantiles de cualquier tipo.