Atragantamiento causas

¿Sabías que el atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España? Una cifra que está por delante de los fallecidos en accidentes de tráfico. Lo más dramático es que en 2017 perdieron la vida más de 2.000 personas por atragantamiento y nadie supo cómo practicarles los primeros auxilios.

El atragantamiento se produce cuando las vías respiratorias quedan obstruidas por un objeto. Si no conseguimos que el afectado expulse ese objeto rápidamente, acabará muriendo por asfixia. En otras ocasiones, puede no producirse fallecimiento en el acto, pero si el objeto que ha generado el atragantamiento llega al pulmón, puede generar una neumonía.

Rápidamente podrás percatarte de cuándo una persona está sufriendo un atragantamiento. Los síntomas más habituales son: tos intensa, respiración ruidosa y difícil, sensación de ahogo e imposibilidad de hablar. Incluso, la persona puede llegar a ponerse morada o perder la conciencia.

Qué alimentos y objetos producen atragantamiento

El atragantamiento afecta a todas las personas, especialmente a niños y mayores de 65 años. Por tanto, los causantes pueden ser diversos: Desde una pieza de juguete hasta una pastilla, un trozo de dentadura postiza o un alimento. De hecho, son muchos los alimentos que pueden producirlo.

  1. Frutos secos y zanahoria cruda. Su peligrosidad se debe a sus fragmentos pequeños y duros.
  2. Salchichas. Aunque no lo parezca, la piel que las envuelve puede taponar las vías respiratorias.
  3. Legumbres, sobre todo los guisantes.
  4. Uvas, cerezas y aceitunas. Constituyen riesgo, tanto por su forma como por el hueso que tienen en el interior.
  5. Carne y jamón serrano.
  6. Pescado, especialmente los que tienen espinas.
  7. Palomitas de maíz, principalmente las bolas que se quedan al final del cubo.
  8. Golosinas: Regaliz, caramelos, chicle y dulces con texturas pegajosas.

Cómo actuar en caso de atragantamiento

Antes de nada, tranquiliza a la víctima. Si solo tiene una obstrucción parcial, no le golpees en la espalda para tratar de que expulse el objeto. Podría enclavarlo aún más y producir un bloqueo total de sus vías respiratorias.

Si no te ves capaz de atenderle, llama a los servicios de emergencia, pero la mejor opción es que le practiques tú mismo los primeros auxilios. Al menos hasta que lleguen los técnicos de emergencias sanitarias. Por eso, es crucial que tengas una formación en primeros auxilios básicos. Evitarás que un atragantamiento se convierta en una tragedia.

En este tipo de cursos te enseñarán a practicar la maniobra de Heimlich. Se trata de una compresión abdominal que permitirá a la víctima expulsar el objeto o alimento que está obstruyendo sus vías respiratorias. En este vídeo te enseñamos cómo se realiza.

A la vista de lo que te hemos explicado, habrás podido comprobar lo importante que es saber reaccionar y reaccionar rápido en caso de atragantamiento. ¡No te lo pienses más y fórmate con nosotros! Tu vida y la de muchas personas está en tu mano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *