ahogamientos prevención

El índice de ahogamientos se multiplica por seis en playas y piscinas que carecen de servicio de socorrista. De hecho, un informe publicado recientemente asegura que el 85 % de los ahogamientos ocurridos en los últimos años han tenido lugar en zonas sin vigilancia.

Paradojas de los ahogamientos

En cuanto al perfil de las víctimas, más del 78 % de los fallecidos han sido hombres de edad adulta. Quizás porque el exceso de confianza conlleva a actuar de una manera más arriesgada. Al contrario de lo que cabe esperar, los niños son el segmento de la población con menor riesgo de sufrir un ahogamiento. Y es que, por norma general, los adultos que están a su cargo extreman las precauciones con ellos.

A pesar de estos datos, todavía son muchas las playas y piscinas que se quedan sin vigilancia en la época estival. Momento el que hay más bañistas y, por tanto, aumenta el riesgo de ahogamientos.

Esto se produce porque no existe una obligación a nivel nacional que establezca la necesidad de socorristas en una piscina. Depende de la normativa autonómica de cada comunidad autónoma y en ocasiones, de los ayuntamientos municipales.

Por ejemplo, en Madrid tienen obligación de contratar socorrista las comunidades de vecinos de más de 30 viviendas. El número de socorristas necesario lo establece el tamaño de la piscina. Las que miden entre 500 y 1.000 metros requieren dos de estos profesionales.

Para evitar esta arbitrariedad, nuestros compañeros de la Federación de Salvamento proponen implementar un plan nacional de seguridad acuática que establezca criterios comunes en todo el país.

Consejos para evitar ahogamientos

Pero mientras la situación continúe de esta manera, desde Cruz Roja os pedimos mucha precaución a todos los bañistas. Sobre todo, teniendo en cuenta que este fin de semana abren sus puertas las piscinas municipales.

Aquí tenéis una serie de consejos:

  1. Evita frecuentar zonas sin vigilancia de socorristas.
  2. Entra en el agua poco a poco para evitar contrastes de temperatura. Mójate primero la nuca y las muñecas para ir habituándote a la temperatura del agua.
  3. No ingieras alcohol antes de bañarte.
  4. Sal inmediatamente del agua si estás cansado o tienes frío.
  5. Vigila a los niños en todo momento y nunca uses flotador: Es peligroso. En su lugar, opta por un chaleco homologado.
  6. Las personas mayores son otro colectivo muy sensible a sufrir accidentes. Extrema las precauciones con ellos.

Estos consejos de seguridad se multiplican aún más en aguas de mar. Una de las consignas más importantes es respetar las banderas que suben a diario los socorristas.

En Cruz Roja siempre te decimos que prevenir es vivir. Por eso es tan importante que sigas estas recomendaciones. Entre todos podemos reducir la tasa de ahogamientos, tanto dentro, como fuera de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *