PAS

¿Sabías cómo nació la idea de crear organizaciones de ayuda? A mediados del siglo XIX (1859), cuando un joven Henry Dunant presenció el horror, el sufrimiento y la agonía tras la batalla de Solferino en Ginebra (Suiza), ayudado por las mujeres de los pueblos cercanos, se esfuerza por socorrer a las personas sin distinción de uniforme ni de nacionalidad.

Este hecho supuso un punto de inflexión en la vida de Dunant y en 1862 plasmó sus impresiones en el libro “Recuerdo de Solferino”, donde abordaba la idea de crear sociedades de socorro y voluntarias para ayudar a los soldados en los campos de batalla.

Un año más tarde, fundaría el Comité Internacional de la Cruz Roja, que se convertiría en la organización con una red voluntaria y humanitaria más grande del mundo. De esta forma, los primeros auxilios serían uno de los servicios principales que tanto el personal como los voluntarios y voluntarias de la Cruz Roja prestan en todas las partes del mundo.

¿Por qué aprender Primeros Auxilios?

El primer minuto después de un accidente puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Por ello, la educación en los primeros auxilios es tan importante. Conocer cómo actuar en caso de emergencia o urgencia ayudará a conservar la vida de la persona que necesita atención médica, evitar complicaciones y aliviarle el dolor físico.

Algunas de las principales prácticas que se enseñan en primeros auxilios básicos son cómo detener una hemorragia, actuar en situaciones de asfixia o reanimación cardiopulmunar, limpiar heridas, quemaduras, etc.

Una de las últimas noticias recogidas en los medios de comunicación sobre personas que han salvado vidas gracias al uso de los primeros auxilios, fue hace un mes en Antequera (Málaga). Donde tres policías locales salvaron la vida de un bebé de once días que se estaba atragantando.  “Noté rápidamente que el niño no respiraba porque se estaba atragantando; le metí el dedo y tenía como una plasta” cuenta el cuerpo de policía, según publican en  el Diario Sur. “Tiré de ello y miré al bebé, entonces abrió los ojos y volvió a respirar” prosigue.

Otro caso sucedió este pasado mes de agosto, cuando un niño al ver que su hermana se estaba atragantando con un trozo de hielo, reaccionó inmediatamente salvando la vida de la niña. Según cuenta la madre vía Twitter y recoge la Cope, “justo cuando voy a darle una palmada en la espalda, mi hijo, de nueve años, se me adelanta y le da una palmada fuerte entre los omoplatos”. Este acto provocó la salida del hielo medio derretido por la boca de la niña.

Debemos ser conscientes de la importancia de conocer y saber actuar ante momentos de urgencia y/o emergencia. No solo las personas adultas, sino que también las niñas y niños. Así, desde Cruz Roja ofrecemos varios tipos de cursos en primeros auxilios: básicos, avanzados, en bebés y niños y niñas, en el deporte, en la naturaleza, etc.

Principios de actuación de la conducta P.A.S (proteger, avisar y socorrer)

  1. Procura hacer seguro el entorno.
  2. Alerta a los servicios de emergencia.
  3. Si la víctima presenta gravedad, lo primero que hay que hacer es valorar los signos vitales de la persona: conciencia, respiración y pulso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *